La mejor temporada para reformar el hogar

La mejor temporada para reformar el hogar

3 Minutos de lectura.

¿Cuándo reformar tu vivienda?

Muy a menudo, nos preguntan cuál es la mejor temporada para reformar un hogar, ya sea porque hay una gran necesidad de reparar ciertas partes de la casa, o simplemente porque hay una necesidad de cambio. Algunas personas lo harán de forma prioritaria, si hay que reformar el tejado, por ejemplo.

Por otro lado, algunas personas se decidirán por ella por necesidad. Como para ampliar una habitación para que sea más cómoda. Por otra lado, algunos reformarán por razones financieras y querrán aumentar el valor de su propiedad.

En conclusión la mayoría optan por la opción más popular: un cambio. Ya sea una nueva cocina, un nuevo baño o simplemente añadiendo una ventana, todo tipo de reformas integrales son un buen ejemplo.

Sin embargo, hay un mejor momento para hacer este tipo de cambios en tu casa. Como ya hemos comentado, hay mejores momentos para volver a techar, y lo mismo ocurre con otros tipos de reformas. Lo que es ventajoso para algunos puede no serlo para otros, ten en cuenta que cada realidad será diferente. Por ejemplo, algunos tendrán más prisa que otros, ya sea por una rotura o por una próxima fecha de mudanza. Algunos propietarios no tendrán problema en aplazar el proyecto hasta el año siguiente.

Dependiendo de tu proyecto y, sobre todo, de tus necesidades, puede existir un mejor momento para reformar. A continuación, te ofrecemos un breve resumen de los beneficios de cada estación para reformar tu vivienda.

¿Cuándo reformar tu vivienda?


Reformar en invierno

No es ningún secreto que es más difícil hacer trabajos en el exterior cuando es invierno. Tanto si hablamos de techos, como de revestimientos o incluso de pintura exterior. Sin embargo, también hay ciertos trabajos que pueden realizarse en un horario menos cargado que en verano, entre vacaciones y salidas estivales. Por ejemplo, un nuevo revestimiento para el suelo, la remodelación de una habitación, nuevos trabajos de pintura interior y, por supuesto, la reforma de la cocina y el baño.

Las ventajas de realizar el proyecto en esta época del año están relacionadas con el hecho de que el sector de las reformas integrales está de capa caída. Esto significa que las empresas de reformas integrales tienen más tiempo libre y además de ser más flexible en el precio. Por lo tanto, el servicio se incrementará en toda la cadena. También se reducirá el tiempo que se tarda en recibir los permisos y, en definitiva, toda la obra saldrá ganando.

Reformar en invierno


Reformar en primavera

Mientras que algunos comenzarán por plantar nuevas flores, teniendo en cuenta las condiciones climáticas ideales y los días que aumentan el número de horas de sol. Por no hablar de la tierra más blanda que es más fácil de trabajar. Esto es lo que apuestan algunas personas que quieren iniciar un proyecto de piscina en el jardin.

En concreto, las ventajas de las reformas son las mismas que las del ciclo del mercado inmobiliario. De hecho, algunas personas realizan a veces algunos cambios antes de vender la vivienda, simplemente para aumentar su valor. La primavera suele ser un buen momento para poner una casa en venta.

Por último, suele ser un buen momento para asegurarte de tener todo terminado para la próxima temporada de invierno, especialmente cuando se hacen reformas exteriores. Tu techo, por ejemplo, tendría tiempo de aclimatarse y adherirse mucho antes de que empiece la temporada de lluvia y frío.

Algunas reformas y trabajo de mantenimiento que se pueden realizar en primavera son:

  • Mantenimiento del techo
  • Limpieza de canalones
  • Mantenimiento de puertas y ventanas
  • Decoración de interiores

Reformar en primavera


Reformar el verano

Es un buen momento para cambiar las ventanas, aislar el ático y hacer el tejado. En resumen, las ventajas de reformar en verano son principalmente las buenas temperaturas, ya que permiten trabajar en el exterior de la casa.

 

Reformar el verano


Reformar en otoño

Esta estación, marcada por las temperaturas más suaves, la progresiva llegada del frío y los magníficos colores que llenan nuestros hogares, es también un buen momento para realizar varias reformas. Una de ellas es, sin duda, la reforma de la cocina. Mientras la temperatura no sea ni demasiado cálida ni demasiado fría, es el momento perfecto para instalar madera o azulejos en tu cocina.

En resumen, las mayores ventajas consisten principalmente en estar preparados antes del invierno. Es como la última oportunidad, de lo contrario hay que dejarlo para el año siguiente. Además, el sector de las reformas integrales está empezando a ralentizarse y los contratistas empiezan a tener más tiempo y, por tanto, más servicios que ofrecer. Con esta tendencia a la baja también se produce un descenso de los precios.

Reformar en otoño


Para que todas las estaciones puedan ser beneficiosas

Puede llegar a ser importante pensar primero en tu proyecto, la famosa fase de planificación. No sentirte agobiado es lo ideal, pero hay que introducir varios criterios en la ecuación, como la relevancia del proyecto y la urgencia del mismo.

Por último, tienes que preguntarte cuándo quieres que esté terminado. Si te haces la pregunta, buscar asesoría con una empresa de reformas integrales es lo ideal, deberías ser capaz de alcanzar el compromiso entre precio, tiempo y época del año. Como ya se ha dicho, la naturaleza del proyecto también puede influir. Aunque las cuatro estaciones pueden tener sus ventajas, no hay que olvidar que en otoño la tasa de actividad de las empresas de reformas favorece que se tenga mayor disponibilidad.

Antes de embarcarte en la reforma del baño o en la creación de una terraza, infórmate de la estación que debes elegir. Refrescar la pintura, instalar una piscina, reformar una habitación, etc. Cuando se quiere reformar la vivienda, es importante embarcarse en las obras en el momento adecuado.

El verano suele ser la estación ideal para trabajar, pero muchas obras pueden realizarse a mitad de temporada. Las viviendas se reforman durante los meses de verano porque los días son más largos y hay más luz solar. Del mismo modo, los trabajos de renovación energética, como el aislamiento o la sustitución de ventanas, se llevan a cabo durante el buen tiempo para poder aprovecharlos el próximo invierno.

4.8/5 - (25 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.*

    15 − 10 =

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies