¿Qué merece la pena saber sobre las ventanas de PVC?

¿Qué merece la pena saber sobre las ventanas de PVC?

La elección de las ventanas es muy importante para el confort del hogar

La elección de las ventanas para una casa o piso es una cuestión muy importante, ya que están destinadas a servir durante al menos varios años, por lo que, a la hora de decidirte por un modelo concreto, conviene conocer el máximo de las ventajas e inconvenientes.

Cada vez se instalan mayor cantidad de ventanas de PVC en las viviendas, en este artículo te ofrecemos conocer las propiedades y de dónde viene la gran popularidad que han obtenido.


Los orígenes del PVC

En 1835, el alemán Justus von Liebig descubrió el monómero de cloruro de vinilo. Pero, al no ver una utilización clara permitió que un estudiante, Henri-Victor Regnault experimentara con él.

En 1872, el mismo descubrimiento fue realizado por el científico alemán Eugene Baumann, que no conocía el trabajo de Regnault. Sin embargo, no supo ver el potencial del proyecto.

A finales del siglo XIX y principios del XX, el cloruro de vinilo era un grave problema de contaminación. Fritz Klatt, que buscaba una forma de almacenar este gas nocivo, obtuvo los mismos resultados que Regnault y Baumann en 1913. Klatt recibió una patente, pero al igual que los predecesores, no pudo encontrar un uso y la patente expiró.


El verdadero descubridor del PVC

En la búsqueda de un nuevo revestimiento de caucho sintético metálico, fue Waldo Lounsbury Semon quien comenzó a experimentar con la síntesis de polímeros orgánicos, entre ellos el cloruro de polivinilo (PVC), que en aquel momento era un inútil experimento de laboratorio.

Como resultado de las investigaciones, Waldo obtuvo una gelatina elástica que no tenía propiedades adhesivas y no sirvió para los propósitos.

Sin embargo, siguió experimentando.

Tras varios intentos, consiguió por primera vez convertir este gel en un tejido impermeable no conductor con excelentes propiedades mecánicas, lo que finalmente dio lugar a aplicaciones como los impermeables, las cortinas de ducha y paraguas.

Más tarde pudo dar cualquier forma y grosor, y se utilizó para proteger mangos de herramientas, suelas de zapatos y cables. Waldo Lonsbury Semon patentó el descubrimiento en 1933.

Actualmente, el PVC es el segundo polímero más producido en el mundo. Aunque es un material con poca historia, el excelente aislamiento térmico, la ligereza y el potencial estético permiten competir con la madera y el aluminio en la fabricación de ventanas.


Millones de ventanas de PVC para casas y pisos

En los últimos 10 años se ha producido un auténtico boom en el mercado de las ventanas de PVC, que se han comprado en masa tanto para edificios nuevos como para los ya existentes, en los que es necesario sustituir la carpintería de las ventanas.

Lo que más gustó a los compradores fue el atractivo precio y la estanqueidad de las ventanas de PVC, que no podían competir con las viejas ventanas de madera presentes en los hogares desde hace varias décadas.

Los inquilinos, acostumbrados a las corrientes de aire perpetuas, apreciaban mucho esta característica de las ventanas de PVC, hasta que se convirtió inesperadamente en una desventaja. Esto ocurría como resultado de una mala ventilación, que provocaba una excesiva estanqueidad, lo que a su vez causaba el desarrollo de hongos y moho perjudiciales.

Afortunadamente, los fabricantes ya se han ocupado de este problema y las ventanas de PVC actuales están equipadas con entradas de aire especiales, gracias a los cuales se garantiza un suministro constante de aire fresco en la habitación.

Millones de ventanas de PVC para casas y pisos


Beneficios de las ventanas de PVC

La popularidad de las ventanas de PVC se debe a las numerosas ventajas al hecho de que los fabricantes mejoran y amplían constantemente la oferta.

Las mayores ventajas de este tipo de ventanas son:

  • Precio atractivo
  • Alta resistencia a diversas condiciones climáticas y a compuestos químicos y biológicos
  • Muy buena estanqueidad
  • Resistencia a la humedad
  • Durabilidad: según los especialistas, las ventanas de PVC pueden servir incluso durante 40 años
  • Muy buenas propiedades de aislamiento térmico y acústico
  • Facilidad de mantenimiento
  • Una gran selección de formas y colores
  • Valores estéticos

Los beneficios de las ventanas de PVC se traducen directamente en un ahorro derivado del menor consumo de energía necesario para calentar la casa. Este suele ser el principal factor que induce a los clientes a elegir este tipo de ventanas.


Desventajas de las ventanas de PVC

Como todo producto, las ventanas de PVC también tienen desventajas. Entre ellas se encuentran:

  • La excesiva estanqueidad, puede ser la causa del aumento de la humedad en las habitaciones
  • El peligro de emisión de sustancias tóxicas en caso de incendio
  • El requisito de una instalación muy precisa, de lo contrario, bajo la influencia de las altas temperaturas, las hojas pueden bloquearse o el marco puede dañarse.

¿Son seguras las ventanas de PVC?

El cloruro de polivinilo es un polímero sintético duradero, caracterizado por su alta termo plasticidad. Este material se utiliza en la fabricación de puertas de PVC y ventanas debido a las excelentes propiedades de rendimiento: es bastante resistente al calor, fácil de cuidar, tiene buenas propiedades de aislamiento y el coste sigue siendo bajo (especialmente si se compara con las alternativas: madera y aluminio).

A menudo existen reservas sobre la seguridad y el comportamiento medioambiental de las ventanas PVC. Sin embargo, esto se debe en gran medida al desconocimiento y a la suposición errónea de que el material artificial debe ser perjudicial.

Las ventanas de PVC ya fabricadas son completamente seguras para la salud en condiciones de uso cotidiano.

Los productos de carpintería de PVC deben cumplir las rigurosas normas vigentes en el territorio de la Unión Europea. Si las ventanas de PVC supusieran una amenaza para los usuarios, no se autorizaría su uso.

También es difícil afirmar de forma inequívoca que los productos de madera son más respetuosos con el medio ambiente que los de PVC. Cabe destacar que el PVC es reciclable, y que las ventanas verdaderamente ecológicas son las que, en primer lugar, ahorran energía (es decir, contribuyen a reducir las pérdidas energéticas y a ahorrar recursos globales) y, en segundo lugar, son duraderas (para que no haya que sustituirlas rápidamente).


Las ventanas de PVC son las más populares

El hecho de que las ventanas de PVC gozan de una popularidad extendida queda demostrado ya que las ventanas de PVC son las más elegidas por aproximadamente el 80% de los inversores y propietarios.

4.9/5 - (22 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.*

    2 × 2 =

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies